sábado, octubre 9, 2021
No menu items!

SEMANA: La dictadura de Maduro espía a Iván Duque y compró misiles, bombas y radares a Irán

Más leido

Fuentes de inteligencia internacional consultadas por la revista SEMANA de Colombia confirmaron que detrás de los acercamientos y negociaciones de gasolina y armamento entre Venezuela e Irán hay una ficha clave: se trata del detenido Álex Saab, quien próximamente será extraditado de Cabo Verde hacia Estados Unidos.

Este hombre, señalado de ser el testaferro de Nicolás Maduro y nombrado negociador en México, a pesar de estar detenido, habría servido de intermediario entre los dos gobiernos. 

Saab podría entregar información muy detallada a la justicia estadounidense de la carrera armamentista del régimen.

Expertos en armamento analizaron cuánto crece la capacidad bélica de Venezuela al obtener este arsenal proveniente de Irán y cuyas características generan muchas hipótesis porque, aunque hay material de fabricación iraní, también hay procedente de Rusia y Estados Unidos. De las 2.015 unidades de defensa adquiridas, el sistema de defensa antiaérea Talash es de fabricación iraní. Es móvil, de largo alcance, y fue presentado en noviembre de 2013 en ese país. Está diseñado para disparar misiles Sayyad-2 y Sayyad-3, con capacidad para destruir objetivos ubicados a una distancia de hasta 200 kilómetros.

Así mismo, hay 500 lanzadores Ub-32, cohetes S-5, 200 unidades de bombas ZAB de 500 kg, 200 bombas RBK de 500 kg y 30 contenedores UPK 23 250, todos estos de fabricación rusa. También hay arsenal producido en Estados Unidos, como 300 misiles AIM-9 Sidewinder, que han sido empleados en guerras como Vietnam, el Golfo y Malvinas.

En el inventario hay otros 300 misiles AIM-7 Sparrow, 250 misiles antibuque, 100 misiles antibuque AGM-84 y 100 misiles tierra-aire AGM 65-g, también de origen estadounidense.

Esta noticia genera una gran alarma en Colombia, Estados Unidos y la región, y la inteligencia internacional ya analiza qué significa que el arsenal no sea totalmente de origen iraní y si esto tiene alguna relevancia.

Las primeras conclusiones consideran como una posibilidad que el Gobierno de Irán haya intentado evitar dejar huella y para ello haya utilizado el mercado negro de armas. No hay que olvidar que incluso las Farc, durante décadas, utilizaron armamento de origen estadounidense en su guerra contra el Estado colombiano. Estas armas solo se negocian entre gobiernos, un particular no puede acceder a ellas, y el país que las compra debe someterse a un sistema de verificación después de la compra.

Otra opción podría ser que, aunque se listó este armamento, en realidad se haya recibido otro tipo de arsenal en Venezuela. De hecho, información previa alertaba sobre la posibilidad de que desde el Palacio Miraflores, en Caracas, se estuviera negociando con Irán la adquisición de misiles Fateh, con un alcance de 300 a 500 kilómetros. Lo cierto es que Maduro, en varias oportunidades, ha expresado públicamente su intención de armarse.

“Venezuela puede comprar balas, fusiles, tanques, aviones y misiles al país que le dé la gana. Sea Estados Unidos, Colombia, Irán, Rusia o China. El país que nos quiera vender una bala, se la compramos, si la necesitamos y si tenemos los recursos”, dijo Maduro el 28 de octubre del año pasado, en una rueda de prensa.

un poderoso despliegue de armamento en Venezuela ha despertado las alarmas en la región. Colombia y Estados Unidos están alertas.

“Irán nos puede vender y nosotros podemos comprar. En su momento veremos la oferta iraní, y si los vamos a comprar tomaremos la decisión y vendrá ese equipo militar a reforzar la capacidad de defensa de Venezuela”, aseguró Maduro.

Sus palabras se dieron en respuesta a las advertencias hechas días atrás por Elliot Abrams, quien en el Gobierno de Donald Trump se desempeñó como el encargado especial para los asuntos de Venezuela. Abrams fue tajante en su momento en declaraciones a medios estadounidenses:

“La transferencia de misiles de largo alcance de Irán a Venezuela no es aceptable para Estados Unidos y no será tolerada ni permitida. Haremos todo lo posible para detener los envíos de misiles de largo alcance, y si de alguna manera llegan a Venezuela serán eliminados allí”. La Casa Blanca considera a Irán como el promotor más grande del mundo del terrorismo estatal.

Elliot Abrams, encargado para los asuntos de Venezuela en el Gobierno de Donald Trump, dijo en su momento que la transferencia de misiles de Irán “no será tolerada”.

Maduro espía a Duque

Venezuela no solo se está armando con misiles con la ayuda de Irán, sino también se ha especializado en el uso de drones militares para hacer labores de inteligencia en la frontera con Colombia. En este asunto, Rusia también los ha apoyado. SEMANA conoció en exclusiva documentos del Gobierno venezolano en los cuales se ordenan desplazamientos de este tipo de aparatos hacia los estados fronterizos con Colombia.

Venezuela desplegó aviones de caza hacia la frontera para enfrentar lo que denominó “posibles amenazas de Colombia”.

Llama la atención que varios de ellos, por orden directa de Maduro, fueron movilizados hacia la frontera esta semana para labores de inteligencia justo cuando el presidente Iván Duque viajó a Villa del Rosario a conmemorar el bicentenario de la firma de la Constitución de 1821. Así lo revela un documento secreto del régimen firmado por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, el pasado 4 de octubre, en el marco de la Operación Escudo Bolivariano 2021.

“Por orden del ciudadano presidente de la República Bolivariana de Venezuela y comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana ‘Nicolás Maduro Moros’ proceda a trasladar diez (10) aeronaves no tripuladas tipo (arpía) hacia el comando de zona n.º 21 en el Táchira (…) Con el propósito final de continuar con labores de inteligencia, manteniendo los monitoreos constantes entre la frontera de nuestra República de Venezuela y Colombia, debiendo informar cualquier novedad a la brevedad al ente encargado”, dice el documento, que parece la prueba reina de una operación que incluye también espiar al propio presidente de Colombia.

Puntualmente, seis drones fueron desplazados al estado Táchira, a la zona de San Antonio, en la frontera con Villa del Rosario, en el área metropolitana de Cúcuta, y cuatro más a Ureña, en la zona de El Escobal, cerca a la capital de Norte de Santander. El comandante venezolano en esa zona es el general de brigada Luis Rosales Molina.

el gobierno venezolano  designó un grupo especial de militares para que lidere la operación de espionaje en la frontera con Colombia.

El pasado 4 de octubre, por orden de Maduro, también se movieron hacia la frontera cuatro aviones Sukhoi Mk2, dos aeronaves Hongdu Karakorum K8 y dos aviones Lockheed Martin F-16, dispuestos a hacer barridos aéreos en los estados de Táchira, en la frontera con Norte de Santander, y Zulia, en la frontera con La Guajira. En uno de los documentos, así explica el régimen el desplazamiento de las aeronaves: “Ante posible amenaza de Colombia”.

“Dichas aeronaves deben estar en excelente estado de operatividad, con sus equipos y sistemas de defensa en excelente estado, en caso de presentarse alguna novedad, informar al suscrito a la brevedad. Para realizar el uso progresivo de las armas”, agrega el documento reservado, elaborado por Vladimir Padrino López, cumpliendo órdenes de Maduro.

SEMANA conoció en detalle los nombres de los diez operadores enviados a la frontera y asignados para dirigir las aeronaves no tripuladas. Se trata de Rhaigel Abimalet Salas Riera, Hernán Alfonzo Malpica Granados, Israel David Gutiérrez Gutiérrez, Felipe Ramón Suárez Alvarado, Andrés Rafael Peña Torrealba, Darwing Aristigueta Suniaga, Marcos Richard Belmonte Cermeño, Kenrry Eduardo Guevara Santana, Pedro Jesús Bolívar Materan y José Luis Meneses Cortés.

Pedro Juliac, comandante de la Aviación venezolana, maneja el inventario del armamento recibido y la relación con el personal iraní.

Los aviones enviados a la frontera esta semana tienen una gran capacidad destructiva. Por ejemplo, los Sukhoi, de origen ruso, pueden cargar hasta 12 misiles y guiarlos desde la cabina del piloto. Igualmente pueden rastrear 15 blancos aéreos de manera simultánea y llevar bombas guiadas con un radio de destrucción de 500 metros. 

Los K8, de fabricación china, pueden volar a baja altitud en misiones de reconocimiento, lanzar bombas, cargar misiles de guía infrarroja y tienen un cañón de 23 mm. Por último, los F-16, de origen estadounidense, cuentan con un radar capaz de detectar aeronaves a más de 300 kilómetros y de atacar cuatro blancos aéreos al mismo tiempo. También pueden cargar misiles tipo aire-aire, aire-superficie y antirradiación.

Por si fuera poco, Venezuela movilizó tropas esta semana. En total fueron unos 1.000 hombres, en La Victoria (Apure), San Antonio (Táchira) y San Rafael del Monján (Zulia). También fueron trasladados unos 20 vehículos Beiben Truck, con el fin de realizar labores de patrullaje, al mando del general venezolano Domingo Hernández Lárez.

El pasado jueves 7 de octubre, Vladimir Padrino López volvió a emitir una orden en nombre de Maduro. “Proceda a desplegar todos los sistemas de defensa antiaérea (Talash) en todos los puntos fronterizos entre nuestra República Bolivariana de Venezuela y Colombia. (A1-A2-A3, B1-B2,C1,C2,C3 D2, E4), manteniendo así total discreción para realizar el despliegue de dicho sistema tomando en cuenta todas las medidas de seguridad ante ataques por parte de grupos mercenarios y terroristas”.

Lea la nota completa en SEMANA

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Últimas noticias

La oposición peruana impulsa una norma para recortar las competencias del Gobierno

La oposición peruana se dispone a aprobar este sábado la conocida como ley de interpretación auténtica de la cuestión...
- Advertisement -spot_img

More Articles Like This

- Advertisement -spot_img
A %d blogueros les gusta esto: